Que una pierna rota no te impida salir a la calle

98 516 74 22
Que una pierna rota no te impida salir a la calle

Javier ha tenido que mudarse a casa de sus padres porque allí, junto a las escaleras, hace algo más de un año que instalaron una silla sube-escaleras en Asturias. Como en la finca viven varios vecinos ya mayores, era la única forma de que pudieran salvar los diez o doce escalones del portal. Durante los años setenta parecía muy señorial que la entrada a los portales tuviera uno o dos tramos de escalones. Entonces no se pensaba que a los vecinos, al ir cumpliendo años, se les iba a hacer casi imposible subir o bajar esas escaleras.

Viendo el problema que tenían, los vecinos de esta finca nos encargaron un sistema que facilitara el acceso a quienes tenían más dificultad para caminar. Después de enseñarles el catálogo de productos de Sertiber, se decidieron por una. La verdad es que se instalan prácticamente sin obras y se pueden adaptar a casi cualquier tipo de escalera: rectas, con curva, de varios tramos…

Hace ya varios años que Javier había dejado la casa de sus padres. De hecho vive con su mujer y los dos niños en un chalet en las afueras, pero ha tenido que volver con sus padres porque tuvo un accidente con la moto. No demasiado grave, parece que llevaba puesto el casco y no conducía muy deprisa. Pero se fracturó una pierna y, en el chalet, no podría subir las escaleras para llegar a su habitación. En cambio, en casa de los padres, como la silla llega hasta el mismo portal, no tiene ningún problema. La silla sube-escaleras que en Asturias le ofrecemos es una gran opción.

haz clic para copiar mailmail copiado