La eliminación de barreras en Asturias para personas con movilidad reducida es más fácil de lo que parece. En muchas ocasiones solo es necesario instalar un salvaescaleras, un ascensor, un montacargas o una rampa en un lugar determinado.

Sin embargo, las ventajas de la eliminación de barreras en Asturias son incalculables. Muchas veces ocurre que alguien, tras un accidente, pierde parte de su movilidad y se encuentra que se reducen sus posibilidades en todo su mundo. Este caso es especialmente importante si ocurre en su propio domicilio o a la hora de comprar una nueva casa.

Afortunadamente, con una pequeña obra se puede instalar alguno de estos sistemas y que la persona con movilidad reducida pueda valerse por sí misma perfectamente, algo imprescindible para su bienestar.

En los últimos años la legislación para ayudar a personas con este tipo de minusvalía ha avanzado mucho y los edificios públicos están obligados a no tener barreras de este tipo mientras que las empresas pueden conseguir ayudas muy cuantiosas para eliminar las barreras arquitectónicas y poder incorporar a estas personas a su plantilla.

El último resquicio que queda para acabar con las barreras es el ámbito privado pero cada vez es más habitual que las casas de nueva construcción estén preparadas para las personas con movilidad reducida. Las antiguas se pueden adaptar gracias a la labor de las empresas especializadas.

Si necesitamos instalar un ascensor, un salvaescaleras o algún otro mecanismo para que las personas con movilidad reducida puedan llevar a cabo una vida normal en casa, podemos llamar a los expertos de Sertiber.